Román Delgado: “El periodismo es subjetividad, por fortuna”

A sus 44 años, Román Delgado es director adjunto de Diario de Avisos. Geógrafo y periodista, ha sido distinguido con el premio Antonio Carballo Cotanda y con el galardón de prensa de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias.

¿Qué diferencias ve usted entre el periodismo tradicional y el actual?

La principal diferencia es que el periodismo actual, el de ahora mismo, se desarrolla sobre una base que no se caracteriza por la solvencia económica-financiera, lo que conduce a tener que trabajar con menos medios humanos cualificados. Prácticamente, se hace lo mismo, pero con menor capacidad periodística en las redacciones. La crisis nos ha llevado a un modelo paupérrimo en el que el recurso humano se ha visto afectado, y con ello la calidad. Esto ha implicado que el producto terminado, el final, en el caso del periódico, también se haya resentido. Además, la oferta periodística se ha igualado mucho al cobrar más fuerza la información remitida: lo peor que le puede pasar a un medio de comunicación.

¿Qué ha de tener el periodista idóneo?

Lo primero: saber escribir. Y, si no, que viva con un diccionario al lado. Lo segundo: no se puede escribir de algo que no se conoce, por lo que ha de formarse a tope. Se ha de tener la inquietud de conocer en profundidad aquello de lo que se va a hablar: ¡no se puede ser más batata que el lector! También ha de tener frescura, habilidades, experiencia, amor por lo que escribe, implicación… Y siempre con los cinco sentidos en alerta. ¡Siempre!

¿Están preparados los periodistas que trabajan hoy en día?

Lo que ocurre en el caso tinerfeño es que hay un desajuste tremendo: hay mucha gente buena que está en la calle sin trabajo y hoy no tiene cabida en los procesos periodísticos, por los ajustes ya practicados y que se practican en las empresas periodísticas locales. En muchos casos, la dificultad está en que es necesario tener un grupo que aporte más para así mejorar el producto pero esto no se puede lograr debido a que, a veces, es complicado cambiar gente de dentro por gente de fuera. ¿Hay gente buena y se puede hacer un producto mejor con lo que tenemos? ¿Hay margen? Sí. ¿Por qué no se consigue? Por muchos factores, y uno de ellos es que actualmente la dinámica es la contraria: quitar y no poner, para lograr la sostenibilidad económica, también importante en cualquier proyecto empresarial.

¿Se ve la reducción de personal afectada por lo que se conoce como enchufismo, que supone que se vayan los que no deben irse?

Es posible que el enchufismo exista en algunos casos. Existe más en el ámbito público, incluso más de lo que debiera. Esto debería erradicarse. En las empresas privadas, en algunos casos, pero pocos, a veces es probable que se decida deshacerse de ciertas personas que igual tienen mayor experiencia. El problema esencial hoy es que no hay hueco para trabajar. Esto implica que aquel que quiera trabajar en el ámbito canario ha de hacer un gran esfuerzo. Una buena idea es darte a conocer en los medios a través de colaboraciones, aportando contenidos… Esta es una dinámica positiva para el periodista. Seguro que sí. No queda otra: mucho esfuerzo no retribuido, o poco, o bien buscar otros destinos en el extranjero.

La profesión periodística no se encuentra bien valorada con todo el trabajo que tiene detrás. ¿Cómo cree que se puede cambiar la tendencia?

Buf… Bueno, creo que sería tanto como montar una revolución. Hay que hacer dos cosas que van en paralelo. Como el periodismo es un negocio, debemos buscar las herramientas que hagan sostenible la empresa en el ámbito económico-financiero. Al mismo tiempo, hay que formar equipos con capacidad suficiente para barrer todo lo ancestral y anacrónico que hoy queda: bien porque el ejercicio del periodismo, a veces, se vincula a tener el bolsillo más lleno, bien porque la empresa periodística no se ha reciclado del todo y no ha sido capaz de enfilar el camino correcto… Todo ha de ir paralelo a la sostenibilidad del medio de comunicación. Hay que desarrollar actividades de comunicación que generen beneficios. No queda otra.

Los hay que, al no obtener beneficios, hacen uso del amarillismo y el morbo para vender mejor. ¿Se puede perder la ética por conseguir más dinero?

Lo que hoy se llama periodismo de información general es el que menos se ha adentrado en ese abismo. También es verdad que, en los últimos años, se ha coqueteado más con el amarillismo. Y es cierto que la empresa, siempre en relación con la audiencia, dice que es lo que vende, con lo que se defiende que está medianamente justificado hacerlo, ya que, al final, viene bien. Aquí entramos en el juego de qué fue primero: la gallina o el huevo. Soy partidario de un periodismo que tiene aún que cambiar en profundidad, en el que no haya color amarillo, sino periodismo de profundidad, el que nos diferencie de la tremenda erupción de noticias de actualidad que supone todo lo que se conoce como periodismo digital, el de Internet. Si no nos diferenciamos, estamos condenados a la muerte.

Es verdad que, en los últimos años, se ha coqueteado más con el amarillismo”

La saturación informativa lleva a la desinformación. ¿Por qué con tanto que conseguimos tenemos cada vez menos?

¿Qué es lo que está ocurriendo? De alguna manera, nos quedamos con el titular y ya está, y no podemos hacer trabajos en profundidad, sino con mucho ruido por todos lados. En esta maraña, el periodista no ha sabido desenvolverse. Es un problema relacionado con los medios que tenemos y la sociedad en la que vivimos, entre otros factores. Hay que reinventarse en la línea ya apuntada.

Tras su experiencia, si al realizar una información ésta no es acorde con la línea editorial del periódico, ¿se aplica la censura?

Por mi experiencia, lo que se conoce como veto se da en muy pocas ocasiones en el periodismo impreso. A veces, más que vetar lo que se hace es buscar fórmulas de consenso para ver enfoques de una información y sus tratamientos; esto no es veto o censura; es diálogo y periodismo.

¿Y en relación con la ocultación de la información?

Es normal, y no digo que lo comparta. Es una especie de enfermedad que tiene el periodismo. Responde también a la articulación de muchos intereses. Por fortuna, hay muchos medios y, con Internet, ya nada se puede ocultar. Es una gran ventaja. En este capítulo se ha avanzado mucho.

El uso del término periodismo ciudadano está de moda. ¿Es correcto que la población actúe como periodista y dé información sin contrastar?

Eso que llaman periodismo ciudadano no es periodismo. Es una aportación trasladada a plataformas de difusión masiva, casi siempre en medios digitales. Es una fórmula interesante para acceder a otras cuestiones que pueden ayudar a realizar una buena información. Pero ésta siempre ha de pasar por el filtro del profesional del periodista para ser información pura.

Como conclusión…: periodismo, ¿objetividad o subjetividad?

El periodismo es subjetividad, por fortuna. Al final, la objetividad en el periodismo es una trampa. El periodista ha de concebir el periodismo como un compromiso y un servicio público, social, y ha de moverse con códigos éticos bien definidos y a través de ejercicios de calidad con destino a la colectividad. Lo importante es generar, construir, criterio en la gente. Yo soy partidario de que el periodismo tenga, a veces, opinión; que no se guíe por el sistema obtuso y arcaico de la pirámide invertida, sino que opte por otro que sea más literario y profundo. Hay que hacer informaciones mejor estructuradas y profundas para crear una sociedad más lista y con mucho más criterio: mejor formada y madura. En esto tenemos que ayudar más.

@arunchulani

Anuncios

3 pensamientos en “Román Delgado: “El periodismo es subjetividad, por fortuna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s