Un billete a…

La maleta está abierta. Parece que te vas. Pero no todo está perdido aún. Y deja que te explique, en menos de cuatrocientas palabras, lo que quiero hacerte saber, que no es poco. Que no todo es huir. Y también Maldita Nerea lo intenta demostrar con su La respuesta no es la huida…, aunque me es indiferente; como sí lo dice Peter Pan o Pepito Grillo. Quiero que lo entiendas. Otra vez te lo repetiré, por si no queda claro: no todo está perdido. Siempre queda arriesgar.

Porque, si no compras lotería, no podrás hacerte millonario gracias a ella; si no sabes interpretar una mirada, jamás comprenderás una explicación. Y así con diversos causas efecto que tienen como punto en común la raíz de tal entramado de hojas: el que no arriesga, no gana. Sí, el dicho tan dicho y redicho, que es comprensible por sí mismo. El mismo decir que no trata de sinos sino de “si no te empeñas, no obtendrás resultados”.

Bueno, y el de que “todo esfuerzo tiene su recompensa…” Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Y cada día, situaciones que nos dejan las piernas trémulas, sin saber qué dirección escoger o, simplemente, invitándonos a desistir. Y en muchas nos rendimos. Pero no. Te repito, no todo está perdido. Apoya las manos en el suelo y tómalas como impulso para intentarlo, para levantarte y osar elegir tu dirección. Tu elección. Porque si algo quieres, lucha por ello (vaya, la cosa va de dichos). Nadie más que tú, solamente tú, elige si es la hora de emprender.

Sí, vale. Te lo reconozco. No sabes si el final que tendrás será el esperado o todo lo contrario. Pero, dime, ¿acaso alguien sabe qué depara el mañana? Ni el mejor futurólogo. Y al final del camino, quién sabe, quizás encuentras el resultado que esperabas. Bueno, y si no lo es, una enseñanza tendrás. Y créeme, las enseñanzas ayudan mucho. Y tanto que lo hacen… Así que cobardía fuera. Arriesgar y saber que lo intentaste frente a no saber qué habría pasado. E intentarlo con todas tus fuerzas. Todas.

Dicen que no hay cosa más arriesgada que no arriesgarse. Repito y reitero: no todo está perdido aún. Tal vez la maleta ya está hecha. Con destino París, Londres o Barcelona. Tu avión sale mañana. A lo mejor buscas huir. O todo lo contrario. Quién sabe. Nadie sabe a dónde va… hasta que llega.

@arunchulani

*También puede leer este artículo a través de la página web de Diario de Avisos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s