Agárrate, Bécquer

Qué caro es el tiempo. Y qué caros los besos. Perdón, rectifico: qué caros eran. Besos en la mejilla, en los labios. Besos en la frente. Con un valor mayor al que se le adjudica hoy, cada día que pasa me fijo más en lo que representa un beso para las personas. Un saludo, un mero trámite. Un “hola” y “adiós” de manera gestual. Sin más. Para otros y en el ámbito del romanticismo, se ha vuelto la forma de ocupar la esquina del bar, un banco de la calle o, sencillamente, el modo más fácil de saber si esa noche terminará con final feliz o no. Entre una cosa y otra… los besos no son lo mismo. ¿Qué fue de la representación del amor que me vendió Bécquer? ¿Eh? Esos besos, los de algunos, no tienen nombre. Bueno, sí que lo tienen. Besos baratos. Puedo pareceros un loco hablando de besos. Quizás me equivoco y vivo en un mundo donde el amor es inmenso, donde todos nos queremos y lo queremos demostrar a todas horas. Hoy con una, mañana con otra y pasado, con su prima, que aquí nos queremos todos. Amor para todos en las mejores posturas posibles. Quizás. Otra posible opción puede ser, y yo sin saberlo aún, que los besos hoy son como la moneda, y también devalúan. De ser así, disculpen mi actitud o mis formas, pero mis besos no tienen precio alguno que para hacerles rebajas: no me acogeré a sus descuentos… Besos baratos. Sencillamente, los besos están infravalorados. “El beso se ha devaluado; pasó de ser una expresión de amor a ser la calentura en sí”, y nunca mejor dicho. La gente besa por besar. Por calentarse. Muestra su amor como si estuviera parpadeando o lavándose los dientes: una costumbre. Pero, inevitablemente, los hay que aún los valoran. Los que no buscan demostrar los “te quiero” y no quedarse en decir “yo también”. Los hay que guardan la magia de lo mágico, los que valoran lo que hoy está llegando a las segundas rebajas. Y agárrate cuando lleguen las terceras. Que se agarre Bécquer. Los poetas actuales son de medianoche y con más saliva que amor en los labios. Y perdón por llamarlos poetas… Me disculpo. Me disculpo y despido, que aquí no hay rebajas. Un be… saludo, mejor.

@arunchulani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s