Te tengo a ti

Son las doce de la noche: ya es la hora. En breves momentos, mis finos oídos se darán cuenta de que estás cerca. Durante horas espero tu vuelta: camino alrededor de la mesa, un poco de agua y a jugar. Dormir y que pase el tiempo… y así cada día. Y hoy ya es la hora. Oigo el chirrido de la cerradura. Dos vueltas a la derecha y el tirón hacia dentro, que la puerta se resiste… ¡Aquí estás! Venga, hazme caso. Suelta las llaves y el móvil. Sobre todo, el móvil. Dichoso móvil: lo odio. Él sale a pasear contigo, sin correa. Y cuando se cansa, se agota y te deja de hacer caso, le pones la correa y vienes conmigo. Parece que lo quieres más que a mí, ¡y eso que él te falla siempre! Que sí, ya te dejo, pero hazme caso. Ven, sentémonos. Cuéntame, ¿qué tal ha ido el día? Aunque no entiendo tus palabras, entiendo tu voz cuando me hablas, y quiero oírte. Yo también tengo cosas que contarte… a ladridos. Tenemos idiomas distintos: poco a poco te terminaré entendiendo. Dame tiempo. Confíame tus secretos, que soy incapaz de traicionarte. Bueno, algún lametón a traición te daré, no te quepa la menor duda. Cuando lo haga, no te enfades mucho, anda, que te quiero. Tú tienes a tus amigos, familia, pareja… yo solo te tengo a ti. Deja que te dé mucho amor. Sí, amor. Aunque muchos digan que nosotros, los perros, somos unos interesados que vamos a quien nos dé comida. Vale… un poco sí, lo reconozco. Pero nunca, nunca, me separaré voluntariamente de ti. Seguiré durmiendo en tu cama, entre tus pies. Siempre.

Hoy te noto tristón. Estás como decaído, sin ganas de hablar. Quizás te dijeron que tienes malas pulgas, te llamaron hijo de perra… o te llamaron feo. Ni te preocupes. Deja que digan lo que quieran, seas feo, guapo, rico o pobre, yo te querré. ¿O es tu peso? No te preocupes: nos vamos a pasear y hacemos ejercicio. ¡Pero no llores! Venga, que me hago el muelto, ¡así te ríes! ¿Ves? Te conozco bien. Con solo mirarte, te entiendo. Tranquilo: sea lo que sea, te seguiré a donde quiera que vayas. Incondicionalmente. Para algo somos compañeros de viaje, ¿no? Son tantos años juntos… ¡y los que quedan!

@arunchulani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s