Reflexione

Usted. Sí, usted: haga caso a la ley. Haga caso, no sea temerario. Cumpla las obligaciones del día de hoy, que son jodidas con ganas. Hoy usted, señor/a votante, debe callar y pensar, que es el día del silencio. Así que shh. Calladito. No lo tache de anacrónico, de inútil, ni ilógico: son viejas tradiciones. Chitón, que le estoy escuchando. Cierre los ojos, agudice la mente y haga el esfuerzo. O ábralos, sin miedo, que no se difundirá propaganda electoral alguna; tampoco mítines por doquier. Este día es para usted, pensado especial y únicamente para usted. Un día de recopilación de información, de activar tu cerebro y dejar la ventana abierta, a ver si entra algo de aire fresco.

Eso sí, tenga cuidado: no se le vayan a volar todas las cartas que, con el mayor cariño del mundo, le han enviado sus amigos. Al menos, a mí me han tratado así. ¡Incluso me han tuteado! Una cosa menos en mi lista de deseos. Así que sí: reflexione. Le obliga la ley. Hoy no se reúna con nadie, ni se crea los sondeos que puedan colarse en sus pensamientos. Aléjese de grupos grandes, de gente con pancartas en la mano. Quédese en casa, mejor. Relájese y disfrute, que, por un día, tiene derecho a pensar. Entiendo que pueda pensar que soy muy exigente, que le pido mucho… y lo comprendo. No es fácil tomar una decisión en un solo día, sin ver la trayectoria. Diariamente no hay información política, no hay proceso de maduración de la opinión detrás. Todo lo que pueda escuchar hoy puede hacerle cambiar de opinión, y no: eso no se puede. Ha tenido un día para reflexionar, uno de 365. No irá a votar así, decidiendo en el último minuto, ¿no? Porque los hay que lo hacen. Llámelos atrevidos. Viven al límite…Y un último consejo: no se le ocurra abrir Twitter. Considere Twitter como un arma de destrucción masiva en el día de hoy para su pensamiento, reflexión y silencio. Repita conmigo: “Twitter no existe: son los padres”. Usted medite, sin influencias, respetando la veda electoral. Anda, inténtelo, que solo es un día. Ya mañana puede dejar de pensar. Aunque la ley no lo obliga. Ni lo impide, tampoco. Por ahora…

@arunchulani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s