Lo que hay

Piensa en la familia que formarás, la que has formado y la que ya llevas en tu espalda. Piensa en ellos, y asegura su futuro. El futuro de los tuyos. Asegúralo ya, cuanto antes. Hoy mismo, si es posible; y si no, pues mañana. No seas inconsciente, que el tema es serio y más en los tiempos que corren. Que aquí el que no corre, vuela… y porque aún no han inventado algo que sea más rápido que volar. Y para poder inventarlo, se ha de empezar desde el principio de todo: estudiar. Vayamos atando cabos: piensa en los tuyos y ponte a estudiar.

Estudia, que al final lo agradecerás. Estudia ciencias, letras y el más allá. Estudia sintaxis, integrales y todo eso, que todo te sirve en el futuro. Anatomía, sexología y biología, que todo vale. Hazme caso, que estudiando se puede llegar más lejos de lo que uno piensa, y más aún si se estudia lo que quiere. Así que piensa bien dónde te metes cuando te den la posibilidad de elegir, y explota esa oportunidad. Explótala, que no todos pueden. Y no todos quieren. Si eres de estos últimos, ponte a currar. Cabo número tres: trabaja. Piensa, estudia, trabaja. En lo que te toque, hombre de Dios, que la cosa está chunga. Busca donde sea, pero busca. Y sí, que este tercer cabo es complicado lo sabemos todos, pero… “lo que hay” (la puñetera respuesta a cualquier pregunta que no quiere dejar de ser incógnita o no se le ha encontrado solución). Tú busca, y si no, busca prácticas, que siempre ayudan. ¿Remuneración? Satisfacción, reconocimiento personal y una nueva experiencia en tu vida.

Así son los comienzos, pero pronto llegará la recompensa… más tarde que temprano. Pero nunca olvides la fuente de tu empeño: los tuyos. Piensa, estudia, trabaja… y ‘todo esfuerzo tendrá recompensa’. Eso dicen. Ahora bien, si todo esto no te va, deja todo y vete al gimnasio. Lábrate un cuerpo, ve a la televisión y hazte tronista. Renuncia a tu privacidad. Líate con un famoso, corrómpete y aprende a llorar de la nada. Entonces, tras varios platós, ten hijos. Sé polémico y échate a dormir, que ellos nacerán con un pan bajo el brazo. Un pan, un plató, un programa de moda… todo cabe. Y que se queje quien quiera por haber estudiado y no estar donde tu hijo.

Haber sido famoso. No te jode…

@arunchulani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s